203

Mark Millar tiene una teoría sobre el final de Blade Runner 2049.


Además de haber puesto Marvel patas arriba y de ser un consumado creador de franquicias (Kick-Ass, Kingsman), el guionista de cómics Mark Millar es un señor muy dado a armar tremolinas por internet con posts incendiarios y teorías locas. Lo logró en 2003, cuando convenció a muchos de que Orson Welles había proyectado su propia versión de Batman (algo que, por supuesto, era mentira). Y lo ha vuelto a conseguir ahora, con una teoría loca sobre el final de Blade Runner 2049.

Ojo: si aún no has visto la película de Denis Villeneuve con Ryan Gosling Harrison Ford, abandona la lectura ahora mismo, porque te esperan ENORMES SPOILERS. 

En su web Millarworldel tremebundo escocés asegura que la película de Villeneuve le ha encantado, y también le ha provocado interesantes sospechas. Sin embargo, con ese último plano de un (Gosling) que agoniza en silencio bajo la nieve tras haber ayudado a que Rick Deckard (Ford) se reúna con su hija. No podía dejar de pensar en ello”, apunta Millar. La cámara se recreaba en la imagen, como avisándonos de la importancia de la escena. Y el hecho de que también pudiera verse nieve dentro, mientras la chica trabaja en un falso recuerdo, también hizo que me saltara la alarma”.

Aquí llega, pues el bombazo de Mark Millar: Gosling (o K) es tan real como su novia de inteligencia artificial [se refiere al personaje de Ana de Armas]. Su papel en la historia es sólo el de un falso recuerdo para Deckard, y todas sus escenas son sólo recuerdos falsos”. 

¿Parece un disparate? Pues Millar está convencido de ello, y expone así su razón: La primera película nos dejó preguntándonos si Deckard era real (…). El debate siempre ha versado sobre si Deckard es un replicante o sobre si es humano, y esta película responde la pregunta. Ese era el VERDADERO TEMA, incluso aunque pareciese que Gosling era el protagonista”. Está claro, recuerda el guionista, que ese caballito de madera es un recuerdo falso, implantado en la mente de K para lanzarlo en su búsqueda de Rick Deckard, pero los juegos de perspectiva van, según Millar, mucho más alla: TODA LA HISTORIA, incluyendo la existencia de Gosling, fue un recuerdo implantado en la mente de Deckard para llevarlo hacia su hija tras décadas de separación”.

Así pues, el propósito de Blade Runner 2049 no sería sólo prolongar la historia de los replicantes y los cazadores, sino también poner punto final a una de las preguntas más repetidas sobre la primera entrega: ¿es o no es Rick Deckard un replicante? Según la teoría de Millar, la secuela responde afirmativamente, llenándolo todo de nuevos acertijos por el camino. El guionista afirma que la pista final es el nombre del protagonista: “Primero se llama ‘K’, y después, ‘Joe’. Así pues, su nombre es ‘Joe-K’ o ‘joke’ [‘broma’, en inglés]”. 

¿Va Mark Millar en serio, o está boludeando? Cualquiera sabe… Lo único de lo que podemos estar seguros al 100% es que Blade Runner 2049 le ha parecido “Una absoluta obra maestra del cine”. 

Admin
D Van Costis
Debes hacer un viaje turístico a conocer la casa del Fundador de la Escuela.