719

Los Tolkien y Warner Bros terminan el juicio por las licencias.


Hasta ahora mismo, la obra de J. R. R. Tolkien era el epicentro de una compleja batalla legal que acaba de terminar. Y cuyas repercusiones dejan en el aire si podría haber más películas ambientadas en la Tierra Media. 

Las partes en litigio eran Warner Bros. y su subsidiaria New Line Cinema, por una parte, y los herederos del escritor inglés (y su editorial, Harper Collins), por otro. Tras haber llevado a Warner ante los tribunales en 2009, la familia de Tolkien volvió a demandar al estudio en 2012, por la cantidad de 80 millones de dólares, acusándolo de haber abusado de los términos de su contrato, repartiendo licencias a tontas y a locas (para hacer, por ejemplo, videojuegos digitales basados en las aventuras de Frodo).

El consiguiente tira y afloja en los tribunales fue extremadamente duro. Warner aseguraba que las exigencias de los herederos de Tolkien (entre ellos, Christopher Tolkien, su hijo y albacea literario, quien nunca quiso ver las novelas de su padre adaptadas al cine) le habían hecho perder millones de dólares en potenciales negocios.

Ahora, según Varietyel juicio ha terminado con un acuerdo amistoso. Y, según recuerda io9eso abre la puerta a futuras visitas de cine a la Tierra Media, incluyendo ese filme basado en El Silmarillion con el que algunos tolkienianos suspiran. Las probabilidades de que dicho filme entre en producción, eso sí, siguen siendo bastante nulas.

Admin
D Van Costis
Debes hacer un viaje turístico a conocer la casa del Fundador de la Escuela.